Qué energía renovable elegir para mi casa

 

El precio de la luz ha alcanzado máximos históricos en las últimas semanas, y según las previsiones, esta tendencia continuará al alza. La electricidad será más cara entre las 20.00 y 22.00 horas y más barata entre las 4.00 y 5.00 horas. Esta escalada supone un desajuste en el recibo de la luz, por lo que muchos usuarios plantean incorporar placas solares en Álava.

Esta nueva realidad ha generado un descontento y la necesidad de cambiar algunos hábitos de vida para ahorrar en la factura. La incorporación de las energías renovables es una solución para reducir el consumo energético y cuidar el medioambiente. No obstante, vamos a enumerar algunas alternativas realmente eficientes.

Placas solares

Cada vez son más las empresas y particulares que incluyen las placas solares en sus negocios u hogares. Sin lugar a dudas, es una práctica bastante extendida en nuestro país. De hecho, la normativa de la Unión Europea (UE) obliga a reducir las emisiones de C02 en un 36 %. Pero cabe señalar que el 40 % del consumo proviene de las edificaciones.

La oportunidad de poner placas fotovoltaicas solo ofrece ventajas, porque se reduce el consumo energético y se ahorra hasta un 70 % en la factura de la luz. Además, el Gobierno de España y las diferentes Comunidades Autónomas contemplan ayudas y subvenciones para dicha instalación.

En algunos casos, el usuario no pagaría nada o casi nada por el autoconsumo. Por lo tanto, el aumento del precio de la luz no le afectaría en absoluto, ya que se puede prescindir de comprar electricidad. Simplemente, hay que contar con una batería para almacenar la energía que no se consume durante la noche.

Asimismo, cabe destacar que la colocación de paneles solares evita el uso de combustibles fósiles, así como otras fuentes de energía tradicionales que perjudican al planeta. Tan solo hay que contactar con una empresa profesional para que realice un estudio en función de la zona geográfica, las horas de sol, los metros cuadrados de la superficie, entre otros factores, para hacer la instalación óptima.

 

energia renovable vitoria

 

 

Aerotermia

Otra de las posibles alternativas es la aerotermia. En este caso hay que extraer la energía de la temperatura del aire para transferirlo a una estancia o usarla en el agua corriente durante todo el año.

Cabe señalar que un sistema de aerotermia se caracteriza por ser una bomba de calor de última generación, que se ha diseñado específicamente para aportar refrigeración durante los meses de verano y calefacción en invierno.

La incorporación de esta energía frente al gas, gasoil o propano, entre otras, ofrece un gran número de beneficios. Por esta razón, se ha convertido en la solución energética para muchas oficinas, clínicas o aeropuertos. Uno de los principales motivos es su alta eficiencia, porque consume menos energía que la calefacción convencional.

Geotermia

Es obvio que el uso de energía geotérmica no es una novedad, pero cada vez tiene más presencia en la climatización de los edificios. Por lo tanto, estamos ante una inversión con bastante futuro, tal como observamos en las instalaciones ya realizadas en algunos países de la Unión Europea.

Esta energía se obtiene del calor que existe en el interior de la corteza terrestre. La Tierra está formada por una roca líquida que se denomina magma y tiene una temperatura muy elevada. El objetivo principal es aprovechar este calor para generar electricidad y agua caliente.

En nuestro país, la energía geotérmica se puede obtener a partir de una profundidad mínima de 1,5 metros. Además, el flujo energético se mantiene estable casi todo el año, lo que genera unas condiciones óptimas para producir esta fuente renovable sin ningún tipo de problema.

Gracias al uso de las tecnologías con las que contamos, hoy en día, se puede convertir la energía geotérmica en calor sin ningún perjuicio para el medioambiente. Aunque es una de las opciones menos conocidas y utilizadas en España, no se puede cuestionar su eficiencia.

Por lo tanto, si estás pensando en construir una passivhaus, no dudes en solicitar información a un estudio de arquitectos en Vitoria. Serán los profesionales indicados para realizar un estudio y recomendar el tipo de instalación que más te puede ayudar a reducir el consumo energético en el hogar.

Uno de los mayores beneficios de la construcción de una passivhaus es su perfecto aislamiento para garantizar el máximo confort y estándar de calidad. Por esta razón se incluyen materiales que evitan los escapes energéticos y elementos que mejoran la calidad del aire interior a través de una ventilación mecánica.

En definitiva, la apuesta por las energías renovables es una decisión muy acertada y uno de los objetivos de los gobiernos en Europa de cara al 2030. No solo vamos a ahorrar mucho dinero en la factura de la luz, sino que estamos contribuyendo a mejorar el planeta y emitir menos gases contaminantes.