Reformar una casa de campo

 

Si te encanta el estilo de vida en el campo y tienes claro que quieres tener una vivienda en un entorno natural y tranquilo, te vendrá muy bien contar con un arquitecto para la reforma rural. Porque solo un especialista es capaz de convertir una vieja casa en un hogar que sintetice el estilo rural clásico con todas las comodidades actuales.

Ventajas de vivir en una casa de campo

Mejora la calidad de vida de toda la familia

Si tras reformar una casa de campo te vas a vivir a ella o vas a pasar allí largas temporadas, notarás que la calidad de vida de todos los miembros de tu familia mejora de forma notable. Porque es la mejor opción para desconectar de la rutina en la ciudad y poder respirar aire limpio, así como consumir productos de proximidad libres de tóxicos y pesticidas, quién sabe si también plantados por vosotros mismos.

Adiós al estrés

Quienes barajan la posibilidad de contratar a un arquitecto para reformar una vivienda en el campo ya saben que es una inversión que merece la pena. Porque una casa en un medio rural es la mejor forma de olvidarse del estrés.

Si cuentas con un un hogar acogedor en un sitio especial, en cuanto llegues a él notarás que los niveles de estrés descienden, porque es el lugar perfecto para olvidarse del trabajo y de todas las preocupaciones. Un espacio en el que solo importan el aquí y el ahora.

Una buena forma de encontrarse a uno mismo

Con un estilo de vida más sano y con los niveles de estrés mucho más bajos, te resultará más sencillo reconectar contigo mismo. En tu casa de campo puedes recuperar viejas aficiones como la lectura o el bricolaje, incluso puedes empezar a escribir esa novela a la que llevas años dándole vueltas en tu cabeza.

Qué uso le vas a dar a tu casa de campo

Si estás decidido a rehabilitar una casa de campo, lo primero que tienes que tener claro es qué uso le vas a dar a esta vivienda. Si será tu lugar de residencia habitual ahora o en el futuro (quizá cuando te jubiles), o si será sencillamente un espacio para desconectar los fines de semana.

Ten también muy presente las actividades que te gustan y las posibles obligaciones que vayas a asumir, esto te ayudará a delimitar mejor los espacios. Por ejemplo, si te encanta el bricolaje, tal vez te venga bien dejar una habitación para dedicarla a este tipo de tareas y poder tener allí un banco de trabajo y todas tus herramientas. Por el contrario, si vas a teletrabajar desde tu nuevo hogar, te hará falta contar con un despacho bien equipado y con una buena iluminación natural.

Si sabes qué uso le vas a dar a tu vivienda, el trabajo del arquitecto para rehabilitar una casa de campo será mucho más sencillo y se adaptará mejor a lo que esperas de un profesional de este tipo.

Amplios ventanales

Por supuesto que la reforma debe estar hecha a tu gusto, pero lo que un buen estudio de arquitectura siempre te recomendará es que cuentes con amplios ventanales. Así podrás disfrutar mucho más del entorno natural que rodea a tu nuevo hogar y, a la vez, aprovechar todas las ventajas de la luz natural.

Una casa con una buena iluminación natural es mucho más alegre y dan más ganas de vivirla, y su consumo en calefacción es notablemente inferior a otra vivienda que no recibe muchas horas de luz.

Lo bueno es que hoy en día puedes encontrar ventanas elaboradas en materiales altamente eficientes como el PVC o el aluminio con rotura de puente térmico y que se adaptan fácilmente a todos los estilos. Incluso pueden imitar fácilmente la madera, por lo que tu casa rústica no perderá nada de su encanto al incorporar unas ventanas de última generación.

Ahorro energético

Si te preocupa tu bolsillo y el medio ambiente, al contar con un arquitecto para rehabilitar una casa de campo en Vitoria u otro lugar déjale bien claro que el ahorro energético es importante para ti. Así prestará especial atención a los materiales de aislamiento y también tendrá en cuenta la orientación de la vivienda para hacer la distribución.

Además, el especialista y tú podéis valorar otras opciones para fomentar la eficiencia energética de la casa como la posible instalación de placas solares.

Con la llegada de la pandemia muchas personas han redescubierto los encantos de vivir en un entorno mucho más tranquilo y natural. Y, dado que el teletrabajo ya es una realidad, muchos de los que han vuelto al pueblo ya no se van a marchar. Así que ahora es buen momento para tomar decisiones. Cuenta con un arquitecto para la reforma rural y prepárate para disfrutar al máximo de tu vida en tu nuevo hogar.